sábado, 20 de diciembre de 2008

SOLUCIONANDO EL CONFLICTO EN LA PAREJA


Como son los conflictos en la pareja

Los conflictos en la pareja tienen su origen en los siguientes patrones de conducta:

La comunicación negativa. La comunicación, puede ser negativa o positiva. En la comunicación negativa se responde generalmente con otra comunicación negativa por parte del otro estableciéndose una reciprocidad en la negatividad que puede acabar en un ascenso de violencia. A la escalada verbal suele contribuir en mayor medida la mujer. Las mujeres que no lo hacen es porque tienen más capacidad de razonar en esas circunstancias sobre sus pensamientos y cambiar la respuesta más automática. Este patrón de reciprocidad negativa aparece también en los matrimonios que no tienen problemas; pero con mucha menos frecuencia, en ellos una interacción negativa es seguida frecuentemente por una respuesta positiva o por ninguna respuesta. El patrón de reciprocidad positiva se da en ambos tipos de matrimonios. Es por tanto la reciprocidad negativa, que de alguna manera es más “justa” uno de los patrones de interacción que más frecuentemente se asocia con los problemas de pareja. Este patrón es un estado absorbente, es decir, es muy difícil salir de él.

<. Respuestas hostiles. >Cuando la mujer da respuestas hostiles mientras que el hombre se retira o no contesta, ante lo que la mujer incrementa su hostilidad. En los matrimonios armoniosos se da también este patrón aunque con menor frecuencia y a menudo acaba con la retirada de ambos.

. Los 4 Jinetes del Apocalipsis. Como patrones de comunicación problemáticos tenemos a la crítica, la actitud defensiva, el desprecio y hablar mucho para que el otro no pueda dar su opinión. Generalmente se inicia con la crítica, la cual lleva a los otros jinetes, llegando hasta el divorcio

Todos estos patrones de conductas son utilizados de parte de la pareja con el propósito de resolver el conflicto, pero no solamente no lo resuelven, sino que lo perpetúan y la propia interacción se convierte en el problema que lleva a la separación.

Componentes cognitivos en el conflicto de pareja

• Atención selectiva.

Las parejas en conflicto solamente se fijan en las conductas negativas del otro y tienden a no ver o a disminuir la importancia de las conductas positivas.

• Atribuciones.

La atribución del problema a determinadas causas se ve como un elemento necesario para su solución, pero si no se hacen las atribuciones correctas se asegura el conflicto. Por ejemplo cuando se echa buscan culpables o se achacan los problemas a malas intenciones que nunca se pueden probar o a elementos que no se pueden cambiar como la propia personalidad.

• Expectativas:

Si aparece una discrepancia entre lo que creen los esposos que debería ser el matrimonio y lo que perciben que es, tanto en cualidad como en cantidad, los problemas están asegurados. Se plasma en frases como “Esto no tiene solución”. “Debería ser así”

• Ideas irracionales:

Algunas ideas aparentemente normales pueden se un foco de conflictos solamente por no ser conscientes de que lo que se piensa no es racional. Algunas de estas ideas son:

Estar en desacuerdo es destructivo de la relación,

Deben ser capaces de averiguar los deseos, pensamientos y emociones del otro,

Uno debe ser un compañero sexual perfecto del otro,

Los conflictos se deben a diferencias innatas asociadas al sexo.

Sugerencias para el cambio:

- Estilo de comunicación. Evitar los gritos, llegar a acuerdos, aprender que algunas veces que ceder, disminuir el orgullo, relajarnos con la respiración, aprender a escuchar y ponerse en el lugar de la otra persona. Uno de los métodos que se utilizan para resolver los problemas de comunicación es el empleo de la metacomunicación, es decir, reflexionar sobre la forma en que se está dando la comunicación. Por ejemplo, se dice “no me estás escuchando” para intentar que haya una escucha, pero el mensaje no verbal agresivo va acompañado, en general, por un componente no verbal agresivo, y el que responde lo hace al componente agresivo, lo que lleva a más discusiones, metiéndose en un círculo vicioso. En los matrimonios sin problemas contestan a la metacomunicación y no al componente emocional

- Expresión de afecto Por ejemplo: Dar y recibir abrazos, no olvidarnos de los besos diarios, expresar palabras cariñosas, mejorar el estado de ánimo, cultivar la autoestima y más formas de expresión de afecto.

- Vida sexual. La sexualidad es otro pilar de la pareja. El deterioro de la relación también afecta la vida sexual. Es conveniente resolver los conflictos de pareja para tener una actividad sexual saludable. Debemos evitar llevar las discusiones al terreno de la intimidad sexual, ya que la perjudica. Por ejemplo: Recuperar la chispa sexual, enriquecer la comunicación íntima a través del lenguaje corporal, los cinco sentidos y las palabras.

- Repartición de tareas Cooperar en las funciones del hogar, planificar la economía y tomar decisiones juntos.

- Motivación.: Preparar actividades divertidas que sorprendan a la pareja y revivir los buenos momentos que han pasado juntos.